Cómo elegir los zapatos perfectos para ir de boda

Estamos en plena temporada de BBC y todas vosotras, sin excepción, mostráis mucha preocupación ya no sólo por ir estupendas (cosa que solucionamos en Dresseos en un santiamén) sino también por ir bien calzadas aunando sofisticación y comodidad.

Algo que a priori puede parecer complicado no lo es tanto. El tema es ver un poco más allá del clásico estileto o sandalia de altura imposible y buscar algo que nos favorezca, combine con nuestro look y que además nos resulte cómodo para evitar que nuestros pies sufran y podamos disfrutar de la celebración sin limitaciones. 

Si tomáis nota de estos consejos que os damos seguro que la elección de calzado va a ser todo un éxito:

  • Tacón cuadrado: comodidad es sinónimo de estabilidad y si queréis conseguirla apostad por tacones de mayor grosor y con más base  de manera que resulte cómodo caminar con ellos. Si además los escogéis con un tacón no superior a cuatro centímetros podréis lucirlos toda la jornada si sufrir molestias evitando  recurrir a un segundo par a mitad del evento.
  • Zapatos o sandalias destalonadas: Las mules o un estileto bajo destalonado estilizan más la figura al dejar más piel al descubierto y no cuentan con hebillas al tobillo. Otro plus a valorar es que ofrecen menos posibilidad de indeseadas rozaduras, eso si,  al no ofrecer una gran sujeción en la zona del tobillo lo ideal es que no sean de gran altura. 

  • Sandalias joya: si sacrificamos altura y no queremos caer en lo sport que sea en post de un diseño caprichoso con detalles joya con tacón intermedio.  Resultan ideales también para sofisticar un look de diario y alargaremos la vida útil de nuestras sandalias de fiesta.
  • Sandalias planas y bailarinas: no tenemos que renunciar a ir de plano si nuestra altura y el look nos lo permite siempre y cuando nuestra elección tenga pedrería y esté realizada en materiales como seda, raso y terciopelo. Los modelos totalmente planos no son aconsejables (pueden provocar daño en espalda y rodillas), lo suyo es que aunque sean casi planos haya un pequeño tacón para compensar.  
  • Alpargatas: en bodas más informales en el campo o en la playa podemos optar por unas alpargatas con suela de cuña que nos permitirán lucir altura de la manera más cómoda posible. 

Por supuesto, tomemos la opción que tomemos lo importante es que nos defina, nos encaje, nos haga sentir bien y no nos arruine un día de celebración tan especial.

Os dejamos varias propuestas de Brenda Zaro, cómodas, bonitas, versátiles y a un precio estupendo 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *